La hiperinflación que no sirvió para nada

6 febrero 2009 at 12:43 Deja un comentario

Hoy, 6 de febrero de 2009, se cumplen 20 años de lo que se considera el inicio de la hiperinflación en la Argentina. Ese día, el Banco Central, casi agotadas sus reservas, dejó de vender dólares en el mercado. La cotización de la moneda norteamericana comenzó a dispararse (60% sólo durante ese mes) y, tras él, todos los precios de la economía.

En enero de 1989, la inflación acumulada durante los 12 meses anteriores era de 389%. A partir de ahí comenzó a acelerarse, llegando en mayo (cuando se celebraron las elecciones que ganó Carlos Menem) a 765%. El pico se alcanzó en marzo de 1990, con 20.260% (hasta podía calcularse la inflación por hora).

La hiperinflación fue la consecuencia de años de una mala política económica durante el gobierno de Raúl Alfonsín. Específicamente, el déficit de las cuentas públicas, era financiado mediante emisión de moneda. Justamente, ese era el dinero con el que se compraban los dólares. A su vez, el déficit fiscal estaba muy influido por las pérdidas originadas por las empresas públicas.

Alemania, tras su hiperinflación de los años ’20 y la Guerra, construyó una de las monedas más respetadas del mundo, el marco alemán, que generosamente aceptó compartir con el resto de países de la Unión Europea bajo el nombre de “euro”. Aunque con un costo muy alto, la lección fue aprendida: la moneda es algo serio que debe ser resguardado.

A 20 años de nuestra hiperinflación, en Argentina vuelven a cometerse los errores que condujeron a la misma. El Estado vuelve a hacerse cargo de empresas, se estatizaron los fondos previsionales, la economía está cada vez más regulada, se han creado un sinúmero de controles y una maraña de subsidios, el Banco Central, aunque formalmente independiente, no cumple con su “misión primaria y fundamental”, que es defender el valor de la moneda.

Hoy, a 20 años del inicio de aquella horrible experiencia, la sociedad da muestras de estar olvidando ese capítulo: ni siquiera los diarios más importantes dan un lugar destacado a esta efemérides. Para el gobierno, la experiencia es irrepetible (al menos estadísticamente), gracias a la manipulación de los índices de precios para que sus resultados sean “presentables”. ¿Cuántas hiperinflaciones más necesitaremos para aprender la lección?

Anuncios

Entry filed under: Argentina, Cosas para no olvidar, Economía. Tags: .

Empleo en la UE según nacionalidad Sr. Presidente, es hora de que estudie economía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


febrero 2009
L M X J V S D
« Ene   Mar »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
232425262728  

Sígue a Mi Estrado en Twitter

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 32.122 seguidores

Feeds

Archivos


A %d blogueros les gusta esto: