Ideas para superar la crisis II y por qué el desempleo puede ser elevado durante mucho tiempo

20 marzo 2009 at 15:32 Deja un comentario

Durante décadas, cada vez que una economía caía en recesión, la solución preferida para reanimarla era construir viviendas. La lógica económica surge del fenomenal “efecto multiplicador” de la misma, pues implica a cerca de 400 rubros, desde materiales, hasta todo lo vinculado con electricidad y fontanería, pasando por pinturas, cerámicas, muebles, los transportes que hacen falta para mover todo lo anterior y, por supuesto, decenas de oficios especializados directos (arquitectos, encofradores, palistas, etc.) e indirectos (agentes inmobiliarios, tasadores, notarios, etc.). No menos importante es la actividad que genera en la banca (hipotecas) y los seguros.

Entre 1993 y 1996, la tasa de desempleo en España fue superior al 20%, llegando a 40% para los menores de 25 años. En Andalucía, el desempleo superaba el 30%, cosa que en el caso de los jóvenes alcanzaba al 50%. En ese contexto, la receta de impulsar la construcción tenía sentido.

Eso explica por qué la construcción, que en 1996 significaba el 7,4% de la economía española, fue aumentando su peso hasta el 10% en 2003. Para ese momento, la tasa de desocupación había descendido hasta 11%. Paralelamente, en la UE la construcción mantuvo estable su importancia, en poco menos de 6% del PIB, con porcentajes aún menores en Francia (5,3%) y Alemania (4,4%).

Lo que en su momento fue útil para reducir el desempleo, se transformó en una especie de “droga” con la que casi todos se sentían bien: los empresarios del sector (hicieron muy buenos negocios), la gente común (unos consiguieron tener una casa, otros invirtieron con la idea de obtener grandes beneficios) y, por supuesto, el gobierno nacional, que se jactaba de la creación de empleo y del crecimiento económico, pero también los ayuntamientos y CC.AA., que más allá de los placeres propios de las “recalificaciones” de terrenos, incrementaron su recaudación tributaria como nunca antes (permisos, licencias, IBI, etc.). El gobierno nacional es, de todos ellos, el único que conduce la política económica, y el único, por tanto, que debió haber advertido que el “tratamiento” se había convertido en “adicción”.

Lejos de advertir problema alguno, el gobierno siguió alentando la burbuja, por lo que la construcción alcanzó a equivaler al 12,3% de la economía en 2007, proporción desmesurada que más que duplicó la media de la UE-15 y, por ejemplo, triplicó el 4% de Alemania.

Ahora, que la fiesta llegó a su fin, el gran “efecto multiplicador” de la construcción sigue actuando, pero en sentido inverso. Lo que era creación acelerada de empleo, ahora es destrucción masiva; lo que era un rápido aumento de la recaudación tributaria, ahora es una veloz caída, y así sucesivamente. La construcción, por sí sola, ya se está replegando, y en 2008 redujo su participación en la economía nacional 11,6%. Sin embargo, para converger a la media de la UE, aún debería contraerse cerca de un 40%. Si ese ajuste se realiza de forma “automática” (como hasta ahora), será sumamente cruel y doloroso, provocando que muchos parados queden en esa situación durante trimestres o años.

El drama económico y social son los millones de personas que durante estos años trabajaron en torno a la construcción y ahora están desempleados o a punto de estarlo. A diferencia del pasado, el impulso a la construcción no puede ser ahora la solución. En el futuro, lo más probable (y deseable) es que ésta recobre un nivel de actividad “normal”, como en el resto de países europeos. Eso significa que sí habrá trabajo en ese sector pero sólo para una cantidad “normal” de personas. Para salir del desempleo, muchos de los que trabajaban en la construcción tendrán que ocuparse en otros sectores. ¿Qué podría hacer el gobierno para ayudarlos?

La respuesta intuitiva sería “capacitación y formación”. No obstante, en el mejor de los casos, sería una solución lenta; en el peor, impracticable (¿hay aulas suficientes para 5 millones de parados?) e incluso cínica (¿con qué cara un gobierno le aconseja a un desempleado de 55 o más años que haga un curso, cuando la propia irresponsabilidad gubernamental tiene mucho que ver con su falta de trabajo?). No digo que no haya que capacitar a los desocupados. Digo que no hay que creer que la solución sea principalmente esa porque hay que conseguir resultados más rápidos.

Lo que debería hacer el gobierno es desalentar nuevos despidos, alentar a los emprendedores y fomentar la contratación con medidas como las siguientes, pensadas especialmente para beneficiar (de manera real, pero sin demagogia) a aquellos con menor o ninguna capacitación:

  1. reducir al menos en 5 puntos porcentuales el tipo del Impuesto de Sociedades (ver el artículo del 19 de marzo para saber cómo se podría financiar esto);

  2. eliminar todas las restricciones a la contratación temporal (es mucho mejor tener un contrato temporal que estar sin empleo);

  3. eximir del pago de contribuciones sociales la contratación de personas en el paro de 55 o más años de edad (la exención sería permanente, hasta la jubilación del trabajador);

  4. reducir por 3 años en un 75% las contribuciones sociales del resto de los desocupados que sean contratados; la exención disminuiría en 25 puntos porcentuales cada trienio;

  5. fijar para todas las personas que sean contratadas a partir de hoy una indemnización por despido de 20 días por año trabajado, con un tope, por todo concepto, de 10 mensualidades, eliminando la distinción entre despido “procedente” e “improcedente” (¿quién puede oponerse a esto, cuando el problema es el paro?).

  6. derogar el último incremento del salario mínimo y mantenerlo en 600 euros al menos por dos años (ver artículo del 19 de febrero donde se explica por qué dicho incremento provocará 280.000 nuevos parados).

Anuncios

Entry filed under: Economía, España, Propuestas. Tags: , , , , , , , , , .

Sr. Solbes, explíqueme por favor, que no entiendo A 33 años del golpe del ’76, dudo de que se haya aprendido la lección

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


marzo 2009
L M X J V S D
« Feb   Abr »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Sígue a Mi Estrado en Twitter

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 32.120 seguidores

Feeds

Archivos


A %d blogueros les gusta esto: