A 33 años del golpe del ’76, dudo de que se haya aprendido la lección

24 marzo 2009 at 16:13 Deja un comentario

Hoy, 24 de marzo de 2009, se cumplen 33 años del golpe de estado que derrocó al gobierno de Isabel Martínez de Perón, dando inicio al autodenominado “Proceso de Reorganización Nacional”. No es necesario abundar en la tragedia que significó para Argentina, en todos los ámbitos, la etapa que se abrió entonces.

Quiero simplemente aprovechar la oportunidad para subrayar tres cosas:

1. Dejar de manifiesto que el repudio de esa etapa no es patrimonio de la izquierda, o de las fuerzas “progresistas” (o como prefieran ser llamadas), sino de cualquiera con un poco de buen sentido;

2. Ni el golpe de hace hoy 33 años, ni el gobierno que se constituyó con él fueron cosas de un puñado de militares. Ojalá hubiera sido así. La verdad es que “medio país” celebró el golpe, incluyendo desde intelectuales hasta la gente más común, pasando por empresarios, religiosos, políticos, periodistas, etc. (repásese la lista de quienes fueron intendentes, embajadores y ministros del Proceso para encontrar a cientos de dirigentes de todos los partidos, incluso de izquierda). Por lo tanto, el ejercicio de reflexión y autocrítica que se deriva de este aniversario debería ser generalizado y no limitarse a quienes llevan uniforme. Unos, por haber apoyado y considerado útil una rutpura de las reglas de juego tan brutal. Otros, por haber cometido y/o consentido errores de todo tipo que desembocaron en una situación de caos que facilitó la excusa para el golpe militar. Es decir, todos, en mayor o menor medida, debemos asumir una cuota de responsabilidad.

3. Lejos de haber aprendido la lección de que lo más preciado para una sociedad que quiera progresar es el respeto por la legalidad y el cumplimiento estricto de las reglas de juego, los hechos de diciembre de 2001 muestran que la actitud golpista sigue presente en nuestra sociedad. Sin necesidad de tanques, es verdad. Pero con la misma esencia de presionar para que se vaya el gobierno de turno (sea con una cacerola, sea movilizando manifestantes), sin importar los plazos, ni los votos.

Lo voy a escribir más claramente: aunque siempre le tuve desprecio (incluso cuando ganaba elecciones a pesar de que siempre fue un inepto; ¿qué proyecto de ley relevante se recuerda de De la Rúa?), el derribo del presidente De la Rúa fue una aberración casi tan grande como el golpe que hoy se conmemora. Es evidente que los que quitaron a De la Rúa cuidaron mucho más las formas legales y que no abrieron una etapa de torturas ni persecuciones. Pero el aprovechamiento de un malestar social generalizado para hacerse con el poder fue similar, como las excusas de que los hechos eran “inevitables” y que se debía “salvar la patria”. Igual fue también la ingenuidad de la ciudadanía, que reclamó “que se vayan todos” para volver a votar a los mismos poco tiempo después, sin haber aprendido que mejor que “cacerolear” y dar un pretexto a los sediciosos, es exigir el cumplimiento de la Constitución y las leyes.

Las elecciones de renovación de parte del Congreso suelen marcar el inicio de un deterioro irreversible para los gobiernos argentinos. Le pasó a Alfonsín en 1987 y a De la Rúa en 2001. En poco tiempo (no se sabe cuándo, ya que el gobierno quiere adelantar la fecha inicialmente prevista) se realizarán las elecciones de mitad del mandato de Cristina Kirchner. Se enfrenta una situación cada vez más problemática, como muestran el conflicto irresuelto con el campo (hoy se cumple su 4º día de huelga, con cortes de rutas), el hecho de que la Iglesia diga que “la paz social está alterada” o que la economía esté en retroceso (la producción industrial cayó 3% durante el primer bimestre).

Ojalá que el aniversario del golpe de 1976 sirva para que, más allá de los errores enormes y costosos que está cometiendo el actual Ejecutivo, de una vez por todas se aprenda que no podría cometerse mayor error que forzar su caída o su recambio anticipado sin la más estricta observancia de las disposiciones legales oportunas.
Dudo de que la lección esté aprendida.

Anuncios

Entry filed under: Argentina, Cosas para no olvidar, Política. Tags: .

Ideas para superar la crisis II y por qué el desempleo puede ser elevado durante mucho tiempo Presidente, tome nota por favor: “la tierra es el fundamento del estado” (eso incluye el islote Perejil)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


marzo 2009
L M X J V S D
« Feb   Abr »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Sígue a Mi Estrado en Twitter

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 32.120 seguidores

Feeds

Archivos


A %d blogueros les gusta esto: