Presidente, tome nota por favor: “la tierra es el fundamento del estado” (eso incluye el islote Perejil)

26 marzo 2009 at 10:11 Deja un comentario

El 11 de julio de 2002, de forma sorpresiva, Marruecos invadió la isla de Perejil, situada frente a su costa, pero bajo control español desde hace siglos. Una semana más tarde, contando con el apoyo de la UE y la OTAN, y la gestión activa de EE.UU., las fuerzas armadas españolas recuperaron la isla sin que se produjeran heridos, acordándose con Marruecos el retorno a la situación previa. Con excepción de Esquerra Republicana, todos los partidos en el Congreso apoyaron la actuación del gobierno.

Sin embargo, desde hace años me he preguntado cómo habría reaccionado el gobierno español si en ese momento el presidente hubiese sido Rodríguez Zapatero. La duda se debe a que Zapatero es una persona que considera que “el concepto de nación es discutido y discutible”, lo que ha demostrado al consentir que Cataluña se autodeclarara una “nación” (el presidente cree en el difuso concepto de España como “nación de naciones”). También es sabido que el señor Zapatero presume de un talante dialogante.

Ayer, en la sesión de control al gobierno, mi duda quedó despejada. Intentado defenderse del error de haber anunciado inesperadamente el retiro de las tropas españolas de Kosovo, el presidente Zapatero acusó al PP de haber desarrollado una “pésima política exterior”, añadiendo que la recuperación de Perejil (es decir, de suelo español) fue un “episodio surrealista”, calificándolo posteriormente, de forma irónica, de “hazaña”. Incluso abundó criticando las “malas formas” en que se procedió “con un vecino” en aquella ocasión.

Todo lo anterior significaría que, si mañana Marruecos decidiera tomar nuevamente la isla, el actual gobierno, como máximo, se limitaría a una declaración institucional de rechazo (¿volverían a apoyar a España la UE, la OTAN y EE.UU.?). Además, en algo ya más habitual, las declaraciones de ayer del presidente implican que el apoyo que él mismo dio como jefe de la oposición al gobierno desde el Congreso fue insincero.

Salvando las distancias entre uno y otro caso, ¿se imagina el lector que habría sucedido si los EE.UU. hubiesen respondido al ataque japonés a Pearl Harbor con “talante y buenas formas”? Europa habría caído bajo el dominio nazi.

Se me ocurre que la mejor forma de mostrar la magnitud de la irresponsabilidad que supone la posición del presidente en este punto es citando un párrafo del libro “El arte de la guerra”, de Sun Tsu, escrito tres o cuatro siglos antes de Cristo.

Dice textualmente el punto 23 del Capítulo I de esa obra (las negritas y mayúsculas son mías):

Hacia el final de la dinastía Ch’in, Mo Tun, perteneciente a la tribu de los Hsiung Nu, se consolidó en el poder por primera vez. Los Hu del Este, que eran fuertes, enviaron mensajeros para parlamentar. “Queremos comprar el caballo de mil li de T’ou Ma”. Mo Tun consultó a sus consejerons que, sorprendidos, exclamaraon: “¡El caballo de mil li! ¿Es el objeto más valioso de nuestro país! No se lo entregues”. Y Mo Tun respondió: “¿Por qué habré de retacearle un caballo a un vecino?”. Y se lo envió.

Al poco tiempo los Hu volvieron a enviar emisarios: “Deseamos una de las princesas del Khan”. Volvió Mo Tun a requerir el consejo de sus ministros. Indignados, le respondieron: “Los Hu del Este son unos cínicos ¿se atreven ahora a pedir una princesa!, te suplicamos, señor, que los ataques” . Pero Mo Tun respondió: “¿Es que se puede mezquinar una joven a un vecino?”. Y les envió a la princesa.

No pasó mucho tiempo hasta que los Hu del Este regresaron: “Posees mil li de tierra que no utilizas; los deseamos”. Mo Tun pidió consejo a sus ministros. Algunos respondieron que podría ser razonable conceder esas tierras; otros juzgaron que no. Mo Tun montó en colera: “LA TIERRA ES EL FUNDAMENTO DEL ESTADO. ¿CÓMO ES POSIBLE CEDERLA?”. Todos los consejeros que habían consentido en cederla fueron decapitados.

Mo Tun saltó sobre su caballo, dio la orden de que todos los que quedasen rezagados fueran decapitados y lanzó un sorpresivo ataque contra los Hu del Este. Estos, que despreciaban a Mo Tun, no habían realizado preparativo alguno. Mo Tun los atacó y los aniquiló. Inmediatamente se dirió al Oeste y atacó a Yueh Ti. En su marcha hacia el sur anexó Lou Fan e invadió el Yen. Reconquistó todas las tierras que habían pertenedido ancestralmente a los Hsiung Nu.

Anuncios

Entry filed under: Cosas para no olvidar, España, Política. Tags: , , , .

A 33 años del golpe del ’76, dudo de que se haya aprendido la lección Plan E: son los carteles, estúpido!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


marzo 2009
L M X J V S D
« Feb   Abr »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Sígue a Mi Estrado en Twitter

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 32.122 seguidores

Feeds

Archivos


A %d blogueros les gusta esto: