Elecciones europeas 2009 II: por qué la mejor alternativa para España es votar a UPyD

19 mayo 2009 at 11:50 3 comentarios

En un artículo anterior dije que votar en las elecciones de diputados al Parlamento Europeo del 7 de junio próximo es una oportunidad que no se debería dejar pasar para enviar un mensaje claro al gobierno sobre la necesidad de cambiar la orientación de sus políticas. En ese mismo artículo, del 9 de mayo pasado, argumenté por qué NO es conveniente para España votar al PSOE. Ahora, lo que me propongo es analizar cuál es la candidatura más conveniente para el conjunto de España.

Quien vaya a votar encontrará nada menos que 35 candidaturas. Dejando a un lado las 3 candidaturas “nacionales” principales (PP, PSOE y UPyD), quedan 32 papeletas que agrupé en cinco conjuntos que pueden verse más abajo (la falta de información puede haber hecho que la clasificación no sea exacta, por lo que pido disculpas anticipadas).

Con pocas excepciones, estas 32 candidaturas tienen un problema común: al ser desconocidas, incluso marginales, es muy probable que el “mensaje” que conllevaría nuestro voto por alguna de ellas no fuese oído. La gravedad de la actual crisis no nos permite correr ese riesgo. Sé que es probable que gente de valía quede excluida (intuyo que tal podría ser el caso en las candidaturas que agrupé como “moderadas”). Al mismo tiempo creo que es una pena que gente con ganas de trabajar y energía, dilapide su esfuerzo en candidaturas estériles, sin aunar esfuerzos con otros (¿qué habrá impedido la unidad entre el “Centro Democrático Liberal” y la “Unión Centrista Liberal”?; hay muchos más ejemplos similares).

Al margen de lo anterior, muchas de esas 32 candidaturas tienen otros problemas, que desde mi punto de vista no las hacen elegibles:

– Las candidaturas de izquierda reforzarían algunos de los errores del gobierno, como pensar que la crisis “económica” se resolverá mediante políticas “sociales”.
– No creo que la solución de los problemas españoles pueda venir de quienes pretenden la disolución del país. Tal es el caso, con matices, de las propuestas nacionalistas/independentistas.
– Las alternativas de derecha tienden a encontrar el origen de todos los problemas en la inmigración, lo que no es correcto y además agrega un matiz xenófobo absolutamente inconveniente. Los casos de EE.UU., Canadá, Australia, Reino Unido, Suiza, Francia, etc., evidencian que la inmigración no está reñida con el progreso, siempre que se haga ordenadamente y como parte de un proyecto de nación.

En una democracia consolidada (EE.UU. o Reino Unido), cuando el partido de gobierno hace las cosas mal, lo lógico es votar por la alternativa. En España, eso significaría votar al PP. Sin embargo, en una muestra del camino que falta recorrer a nuestra joven democracia, la “alternativa” no es tal.

En primer lugar, aunque el Sr. Rajoy repita que él es “el mismo de siempre”, hay un cambio evidente entre el discurso que sostenía en la legislatura anterior y la presente. Un partido político puede reorientar sus ideas (¡eso es lo que le rogamos al PSOE!), pero lo que no se entiende en el PP es que haya cambiado el discurso y el equipo, pero no el líder. ¿Es que Rajoy no estaba de acuerdo con el discurso anterior? ¿O es que ahora adoptó una actitud que no le es propia, pero cree mejor electorlamente? Para peor, el liderazgo de Rajoy no fue ratificado en un congreso partidario con múltiples candidaturas, lo que correspondería a un partido democrático, más aún tras haber perdido dos elecciones generales. No puedo olvidar las palabras excluyentes de Rajoy en un discurso en Elche, cuando “invitó” a los dirigentes del PP que no estuvieran de acuerdo con la línea adoptada (como si el partido fuera algo de su propiedad) a irse al “partido liberal o al partido conservador”.

El discurso de Rajoy en el último Debate sobre el estado de la Nación permite poner en duda que la actual dirigencia del PP tenga un proyecto de país. Temas cruciales como el Estatuto de Cataluña (cuya constitucionalidad no ha sido aún ratificada por el Tribunal Constitucional), los problemas de libertad lingüística en muchas partes del país, el debilitamiento de la igualdad entre los españoles, que reciben más o menos según la autonomía en que residan, la política exterior, y muchos más, ni siquiera fueron mencionados.

Del mismo modo que votar por el PSOE equivaldría a decirle al presidente Zapatero: “siga así, que estamos contentos”, votar por el PP conllevaría convalidar lo actuado por Rajoy desde las últimas elecciones generales.

Por lo tanto, aunque más no sea por descarte, la única alternativa que queda es Unión, Progreso y Democracia (UPyD). Felizmente, este partido pone el acento precisamente en lo que corresponde a una alternativa nacional: la unidad de la nación, y la libertad e igualdad de sus ciudadanos. Un buen ejemplo es el discurso de Rosa Díez en ocasión del Debate sobre el Estado de la Nación (lo transcribo al final).

Votar el próximo 7 de junio es una de las pocas cosas que podemos hacer para contribuir a mejorar la situación de España. Al tratarse de elecciones europeas, podemos aprovechar para dar un toque de atención a los dos partidos mayoritarios. Además, votando a UPyD, estaremos ayudando al crecimiento de una alternativa que, como mínimo, enriquecerá la calidad de nuestra democracia.

Anexo 1: enumeración de las 32 candidaturas “minoritarias”

Derecha: 6 candidaturas

Falange Española de las JONS

Partido Familia y Vida

Alternativa Española

Falange Auténtica

Frente Nacional

Democracia Nacional

Izquierda: 12 candidaturas

Europa de los Pueblos – Verdes

Izquierda anticapitalista

Partido Comunista de los Pueblos de España

Por un Mundo más Justo

IU – La Izquierda (IU-ICV-EUiA-BA)

Los Verdes

Movimiento Social Republicano

Iniciativa Internacionalista

Solidaridad y Autogestión Internacionalista

Unificación Comunista de España

Partido Obrero Socialista Internacionalista

Partido Humanista

Moderados: 3 candidaturas

Centro Democrático Liberal

Unión Centrista Liberal

Centro Democrático y Social

Regionalistas / nacionalistas / separatistas: 8 candidaturas

Coalición por Europa (CiU – CC – BNG – PNV)

Unidad Andalucista en Europa

Extremadura Unida

Unió Valenciana

Partit Republicá Catalá

Prepal (Salamanca-Zamora-León)

Unidá Nacionalista Asturiana

Andecha Astur

Candidaturas “alternativas”: 3 candidaturas

Iniciativa Feminista

Partido antitaurino contra el maltrato animal

Libertas – Ciudadanos de España

Anexo 2: Discurso de Rosa Díez en el Debate sobre el Estado de la Nación del 13-5-09

Ya que estamos en una sesión denominada “Debate sobre el estado de la

nación”, quiero empezar por reivindicar la importancia de defender la

unidad de la Nación española como el único instrumento capaz de

garantizar la igualdad de todos los españoles ante la ley. Y digo esto

porque una buena parte de los males que aquejan nuestro país son

consecuencia de un proceso de fragmentación del Estado al que nos ha

conducido la nefasta política aplicada por su Gobierno, en esta y en la

pasada legislatura. Una política que ha convertido al Gobierno de la

Nación en un mero coordinador de las Comunidades Autónomas; una

política que han tenido como consecuencia el debilitamiento de la

cohesión y el incremento de la desigualdad entre españoles.

Sr. Presidente, “pasando de las musas al teatro y de la retórica a los

hechos” –que fue la fórmula que usted utilizó para depreciar mis

propuestas en el debate de investidura–, permítame que le demuestre

que en estos trece meses hemos retrocedido desde la perspectiva de la

igualdad, la cohesión social y territorial, la extensión de derechos y la

solidaridad. Le haré un repaso:

Economía y empleo: Por primera vez en la historia, España supera los

cuatro millones de parados. De ellos, un millón ochocientos treinta y seis

mil quinientos han perdido su empleo desde que usted nos solicitó el

apoyo para su investidura hace exactamente trece meses y cuatro días.

-Cada día hay nueve mil ciudadanos españoles que cuando vuelven a casa

tienen que explicar a su familia que se han quedado en paro.

-Hay más de un millón de hogares que tienen a todos sus miembros en

paro: cada día 2670 familias enteras se quedan en paro.

-En el último trimestre el número de parados se ha incrementado en

802.000 (lo que le llevó a la Vicepresidenta Económica, Elena Salgado, a

afirmar que “con esos datos no se puede decir que el despido sea caro”.

Como si los 334.200 autónomos que se han incorporado a la lista de

parados se hubieran despedido a sí mismos para fastidiar al gobierno; o

como si la reducción de plantilla de las empresas o los ERES puestos en

marcha no fuera consecuencia de la brutal rebaja de la demanda de

productos y servicios. No hay nada más intrépido que la ignorancia y/o la

irresponsabilidad.

– A pesar de que usted, Sr. Rodríguez Zapatero, sigue repitiendo el eslogan

de que “no dejará a ningún trabajador tirado en la cuneta”, ya hay más de

un millón de parados que no perciben ningún tipo de subsidio.

– España genera los dos tercios del paro que se crea en Europa.

– El empleo juvenil y femenino formó parte también de sus promesas más

aplaudidas por la bancada socialista. Pues ahí está la terca realidad: la tasa

de paro juvenil y femenino es en España más que el doble de la media

europea.

– España se ha convertido en el tercer país báltico: sólo Estonia y Letonia

tienen tasas superiores de paro al record del 17,3 al que ha llegado

nuestro país.

Sr. Presidente, basta con analizar los datos — cifras que esconden crudas y

dramáticas realidades —para observar el estado en el que usted nos está

dejando la Nación. La realidad a la que usted no se atreve a mirar a la

cara, la realidad contra la que usted se empeña en gobernar, confirma el

fracaso de su gestión política. Ese es el drama de los españoles, nuestro

hecho diferencial respecto a otros países del mundo: que tenemos un

gobierno sin voluntad ni capacidad de liderazgo.

Usted nos dijo en su discurso de investidura que “la repercusión de la

crisis mundial sobre nuestra economía está amortiguada porque nuestro

país afronta esta coyuntura en buena situación, con unos fundamentos

económicos robustos”. Todo un profeta. Pero aún hace dos semanas y

tras conocerse los nuevos datos de paro y,

–Cuando los organismos internacionales informaban de que España

tardaría más tiempo que otros países en salir de la crisis

–Cuando ya conocíamos las cifras de la Seguridad Social (en sólo tres

meses el superavit se ha reducido en 7.207 millones de euros)

–Después de que el Banco de España hubiera estimado que el déficit

público sería del 8% hasta el 2010

–Después de que el FMI anunciara que la deuda pública española podía

dispararse hasta el 80% el próximo año, el doble que en el 2007

Usted seguía insistiendo en que la crisis había tocado fondo. ¿En base a

qué sostiene usted tales afirmaciones? En base a nada. Es puro

voluntarismo, pura retórica hueca, puro marketing. Sólo usted y su

gobierno son capaces de responder a las preocupaciones de los

ciudadanos con afirmaciones tan irresponsables y tan frívolas. “Porque sí”,

es lo que respondió la Vicepresidenta Segunda cuando le preguntaron por

qué creía que el paro no llegaría nunca a los cinco millones. “Porque sí” y

“cómo sea” es lo que dicen ustedes cada vez que les interrogamos sobre

lo insustancial de sus afirmaciones…

Las cifras que le he recordado hablan por sí solas. No hay mejor política

social, no hay mejor política de cohesión, no hay política más justa, que

aquella que genera puestos de trabajo. Usted ha fracasado. Y, no contento

con ello, usted ha pasado de comprometerse con los ciudadanos por el

pleno empleo a ofrecer plena cobertura del desempleo a los parados.

Usted ha vuelto a demostrar que le importan mucho más los votos que los

puestos de trabajo. Porque es evidente que, con su promesa de

subsidiarles, usted sólo aspira a tener cautivos a los más de cuatro

millones de parados. Usted ha hecho una política de pertinaz

negacionismo, minimizando la gravedad de la crisis y negándose a actuar

con valentía y ambición de país. Por eso hoy tenemos un país más injusto,

menos cohesionado y menos igualitario.

Igualdad. Aunque usted calificó como “dogmática y fundamentalista” mi

propuesta de equiparar las retribuciones de los funcionarios que

desarrollan una tarea común—al margen de la parte de España o la

Administración que los contrate–, lo cierto es que, a día de hoy, los

policías, los guardia civiles, los funcionarios de justicia, los profesores, o

los médicos y enfermeros –cuyos salarios siguen estando a la cola de los

países de la Unión Europea–, siguen sufriendo una discriminación social y

salarial completamente injusta. Le recuerdo una vez más que la obligación

del Estado es garantizar la igualdad de todos los ciudadanos. Pero usted se

niega a cumplir ese principio constitucional básico amparándose en la

organización autonómica del Estado.

Justicia. Usted afirmó en el debate de investidura que era preciso

“gobernar mejor el Poder Judicial”. Y por cierto que se han puesto a ello:

de acuerdo con el PP han cambiado a los vocales del Consejo General del

Poder Judicial. Y le han llamado “el gran pacto por la Justicia” a repartirse

la tarta del poder entre los dos, dejando a CIU y al PNV que pongan las dos

guindas. Y usted, Sr. Presidente, ha tenido la desfachatez de anunciar a

través de los medios de comunicación a quien tenían que elegir los

vocales como Presidente del máximo órgano de representación de los

jueces. Y a eso le llama usted independencia. Pues yo le digo que eso es

una vergüenza. O sea, que tampoco hemos avanzado hacia una Justicia

independiente como usted nos prometió, sino todo lo contrario.

Educación. Usted afirmó hace trece meses que no eran necesarias más

leyes para combatir el abandono temprano del sistema escolar. Y una vez

más, fiel a su espíritu de taparse los ojos ante la realidad que le molesta,

no ha hecho nada para combatir la situación: uno de cada tres jóvenes

españoles no obtiene el graduado escolar y se expone al grave riesgo de la

exclusión social. Otro dramático ejemplo de retroceso en la cohesión

social.

Ni siquiera usted puede ignorar que España retrocede en el ranking

europeo que mide el nivel educativo de nuestros ciudadanos. Ni siquiera

usted puede ignorar que no hay ni una sola universidad española entre las

ciento cincuenta mejores del mundo. Sr. Presidente: mientras coexistan

diecisiete leyes educativas; mientras no exista un pacto de Estado por la

Educación que garantice la calidad y la permanencia de la norma; mientras

la Educación no pase a ser competencia del Estado, nuestro país seguirá a

la cola de Europa. Y España y sus ciudadanos perderán capacidad

competitiva; lo cual es una irresponsabilidad que se convierte en un

drama en la actual situación. Pero usted prefiere ignorarlo y seguir

hablando de otros temas. Usted es el único que sigue pensando que es

mejor una buena versión que un hecho probado. Y así nos va.

Financiación Autonómica. Otro de los elementos más notables de su

discurso de investidura fue la necesidad de abordar un nuevo sistema de

financiación autonómico que garantizase la capacidad financiera de las

instituciones para abordar el desarrollo de las políticas que les son

atribuidas. Usted apuntó una fórmula que era discutible en tiempos de

bonanza económica, pero que es imposible de aplicar en la actual

coyuntura. Pues bien: no sólo no se ha avanzado hacia una solución viable

y sostenible, sino que ha nombrado usted a un Secretario de Estado con

estructura, retribuciones y rango de Vicepresidente para que le ayude a

“marear la perdiz” y a templar gaitas entre los de su propio partido

político.

Y una última reflexión sobre política lingüística. Usted sigue negando que

la política lingüística implementada en Cataluña, Galicia, País Vasco y

Baleares (apuntando maneras en la Comunidad Valenciana) contravenga

derechos fundamentales, como la libertad de elegir y el derecho a la no

discriminación. Usted y su gobierno siguen negando la realidad e

incumpliendo su obligación de actuar para garantizar que se haga

efectivos los derechos proclamados en el artículo 14 de nuestra

Constitución. Es verdad que fue muy revelador escucharle a usted hace

trece meses defender con ardor la necesidad de que todos los ciudadanos

“puedan acceder al bilingüismo como una riqueza para todos y como la

condición para la supervivencia de las lenguas” sin prestar la menor

atención a su obligación de garantizar, por encima de todo, el derecho de

todos los ciudadanos a elegir la lengua en la que se educa a sus hijos o el

derecho de todos los ciudadanos de acceder en condiciones de igualdad a

un puesto de trabajo en la administración. No; usted está más preocupado

por garantizar “la convivencia de las comunidades lingüísticas” que de

garantizar la igualdad de todos los ciudadanos ante la ley. Usted sigue

hablando de “aspectos emocionales y emotivos”. Yo le hablo de derechos

y de ciudadanos, de la libertad y la igualdad fundamentalmente. Y

lamento constatar que, también en esta materia, los ciudadanos

españoles hemos retrocedido.

Termino, Presidente. Dado que usted ha demostrado, con su

manguerazo” generalizado de gasto público, que su gobierno no tiene

prioridades, permítame que le haga dos propuestas concretas, de costes

estimados y que no suponen incremento del déficit:

1. En este ejercicio, limítese a adaptar el sistema de Financiación

Autonómico actual, corrigiendo la población y sus efectos en los servicios

esenciales. Ello nos permitiría ahorrar entre 9.000 y 12.000 millones de

euros que debieran dedicarse a la efectiva puesta en marcha de la Ley de

Dependencia, lo que tendría la doble virtud de hacer justicia a las

personas y familias que soportan la carga de los dependientes y de crear

buen número de puestos de trabajo, parte de ellos como cuidadores no

profesionales que pueden ser formados en el corto plazo.

2. En 2.010, no prorrogue la deducción de los 400 euros en el IRPF y

destine los 6.000 millones de euros resultantes a hacer una oferta

atractiva a los miles de investigadores españoles que trabajan en el

extranjero (o en España con contrato precario) para contratarles por un

plazo de al menos cinco años poniendo en marcha un ambicioso programa

de Ciencia y Tecnología en el sector público y en el privado, que nos

permita desarrollar un nuevo modelo productivo.

Presidente, la crisis actual es la de un modelo económico consolidado en

la era Rato-Aznar, una combinación de pelotazo financiero fácil (que se

remonta a Solchaga y a aquella frase célebre de que España era el país de

la UE en el que más fácil era hacerse rico), trabajo poco cualificado y mal

remunerado en general por empresas poco innovadoras y de baja

productividad en su mayoría y burbuja inmobiliaria ligada a la expansión

ilimitada del turismo y a la conversión de la vivienda en destino de la

inversión del ahorro. Por eso quiero hoy insistir en que la crisis ofrece una

oportunidad para cambiar de modelo económico sustituyendo el actual

por uno basado en empresas innovadoras, que fabriquen productos de

alto valor añadido, con un empleo productivo y cualificado (de ahí la

importancia de invertir mejor en educación e investigación).

Esa es la salida progresista a la crisis, no las promesas de cobertura para

los parados a costa de aumentar sideralmente el déficit público en

inversiones no productivas. Presidente, despierte de una vez y asuma su

responsabilidad. No cometa más errores y convoque urgentemente a los

partidos políticos, a los agentes sociales y a los agentes económicos para

hacer un diagnóstico común que nos permita enfrentarnos a la crisis y salir

fortalecidos de ella. No desprecie lo que otros supieron hacer bien en

otras ocasiones de emergencia; supere el dogmatismo partidista y

convoque un gran Pacto de Estado. Convóquenos a todos para que juntos

trabajemos para evitar mayores dramas sociales y humanos. Presidente,

convoque ese Pacto o convoque elecciones. Si no es capaz de gobernar,

déjenos a los españoles decidir quien nos gobierna.

Anuncios

Entry filed under: España, Política. Tags: , , , , , , , .

No es política económica; es una tómbola, que acabará en ruleta rusa Sin comentarios

3 comentarios Add your own

  • 1. Arlequín  |  20 mayo 2009 en 15:18

    Pues yo… ¿Qué quieren que les diga? Llevo sin votar desde hace más de 12 años. Creo más bien poco en los partidos políticos, pero me reconozco como convendido europeista y por eso me cuestiono si debo votar el 7 de junio. Si lo hago, es muy probable que los haga por UPyD, porque me parece la única opción que apuesta porque no se desmorone el modelo territorial del Estado de la C.E. de 1978. No digo que el PP apueste por algo distinto, pero no tiene “h…..” para hacerlo explícito en su discurso político. Además, yo jamás he votado a la derecha de Izquierda Hundida.

  • 2. Amador Cea  |  19 mayo 2009 en 14:30

    UPyD, maravilloso partido cuya propuesta política es la nada absoluta. Más centro aúnq ue el centro del PP y el centro del PSOE, aderezado con una buena dosis de oportunimo político y una dirigente -por llamarla de alguna manera- que no ha dado un palo al agua en su vida.

    Lo siento, votaré a Iniciativa Inrernacionalista (si para el 7J no está ilegalizada).

  • 3. daniel  |  19 mayo 2009 en 13:49

    Se te ve el plumero a leguas. Eso de poner en minoritarios a IU cuando tiene muchos más votos que UPD XD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


mayo 2009
L M X J V S D
« Abr   Jun »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Sígue a Mi Estrado en Twitter

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 32.122 seguidores

Feeds

Archivos


A %d blogueros les gusta esto: