Diálogo social: malo al nacer, irritante al morir

7 agosto 2009 at 15:16 Deja un comentario

El artículo 29 de la Constitución establece el derecho de petición de todos los españoles, que puede ejercerse se forma individual o colectiva. Desde ese punto de vista, se entiende que el Gobierno reciba a entidades de empresarios, sindicatos y cualquier otro tipo de entidad. El Gobierno “debe” escucharlos porque los ciudadanos tenemos el “derecho” de peticionar.

El llamado “diálogo social”, entre gobierno, empresarios y sindicatos, es una degeneración del derecho de petición. En efecto, ese “diálogo” da primacía a unas organizaciones (empresarios y sindicatos) por encima de otras (todas las demás). Se argumentará que las entidades que participan en el “diálogo” son “altamente representativas”, a lo que contesto dos cosas: i) para la Constitución, la “representatividad” nada tiene que ver con el derecho de petición, ya que el mismo puede ejercerse de forma individual; ii) me permito dudar de que esa “representatividad” sea tan alta como se proclama.

El 24 de julio pasado se comentó en los medios de comunicación la “ruptura” del “diálogo social”, de la cual el presidente Zapatero acusó a los “empresarios”, quienes a su vez lo negaron. Ese “diálogo” se había iniciado un año antes, con la firma de la pretenciosa “Declaración para el impulso de la economía, el empleo, la competitividad y el progreso social“.

Si como idea el “diálogo social” me resulta criticable, mucho peor es mi opinión al respecto si añado que ha provocado la pérdida un año en aras de demagógicas apelaciones al “consenso social”. Durante el año en que el “diálogo social” no fructificó, la tasa de paro pasó de 10,4% a 17,9% y se “crearon” casi 1,8 millones de parados.

Que un gobierno, antes de legislar y actuar contra una crisis durísima (aunque en parte provocada por su propia ineptitud) consulte a organizaciones sindicales y empresariales me parece bien. Que a esa consulta se le dé forma de “diálogo social” no me gusta. Pero si además es la excusa de un gobierno sin ideas para no hacer nada (y, de paso, esperar a ver si la cosa se arregla sola), dejando pasar un año mientras hay miles de personas que cada día quedan desocupadas, ya me parece irritante.

No conforme con todo lo anterior, el presidente Zapatero postergó el anuncio de nuevas medidas hasta el 13 de agosto, es decir, tres semanas después del fallido final del “diálogo”, durante las cuales la crisis sigue dando azotes. Lejos de preocuparse por dar una imagen austera y de esfuerzo en el verano más difícil para los españoles en más de una década, el presidente está desde el 3 de agosto descansando en Lanzarote. La foto adjunta muestra con qué intensidad prepara las nuevas medidas.

ZP_Lanzarote_2009-08

Anuncios

Entry filed under: Economía, España, Política. Tags: , , , , , , , , .

Odiosas comparaciones: la tasa de paro de todos los presidentes de la democracia al llegar y al marchar El único “diálogo social” debe ser en las Cortes Generales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


agosto 2009
L M X J V S D
« Jul   Sep »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Sígue a Mi Estrado en Twitter

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 32.122 seguidores

Feeds

Archivos


A %d blogueros les gusta esto: