Rajoy es la clave para aclarar el futuro

14 mayo 2010 at 15:34 Deja un comentario

Con las medidas de ajuste fiscal anunciadas el miércoles, Zapatero admitió de forma implícita dos cosas: i) su ineptitud, al tener que recibir presiones de EE.UU. y Alemania para enfrentar los problemas internos; ii) que ganó las elecciones de 2008 mintiendo, no sólo por negar la crisis, sino por las desaparición de las medidas estrella con las que se presentó a las mismas (la deducción de 400 euros y el “cheque-bebé”) .

Lo lógico sería que Zapatero completara su baño de realismo convocando elecciones anticipadas. No creo que lo haga: aún confía en que la economía se recupere antes de las próximas generales. Además, debe soñar con restaurar, multiplicados, los recortes anunciados y dejar “para la historia” su imagen impoluta. Para eso necesitaría una nueva legislatura.

Lo que para Zapatero y el PSOE es lógico, para España sería una desgracia. Esperar al final de esta legislatura sería prolongar la presidencia de un hombre que, como si fuera un músico de jazz, hace de la improvisación su método. Improvisación que ha agravado las consecuencias de la crisis y que, además, generó problemas nuevos (el del Estatut catalán, el debilitamiento del papel de España en el mundo, etc.), reabrió innecesariamente otros (“memoria histórica”, aborto, etc.) y no permitió cerrar heridas abiertas (11-M).

La preferencia del gobierno a esperar a que la situación mejore es posible también porque el PP no ha capitalizado la lamentable “gestión” socialista. Sin discutir las cualidades personales de Mariano Rajoy (creo que sería mejor presidente que candidato), es evidente que “no enamora”. Dirigentes de partidos menores lo superan en imagen. La incapacidad del PP para captar el descontento ciudadano puede verse también por el surgimiento de nuevos partidos, como UPyD y CDL, de vocación nacional, e incluso a nivel de autonomías (como Ideas, en Asturias). Más allá de los puntos de ventaja que den al PP unas u otras encuestas, con el gobierno que padecemos, la misma no debería ser inferior a 10 puntos. No se nota un clamor popular para se vaya Zapatero porque Rajoy y su equipo no tienen la simpatía de los votantes, sino, a lo sumo un apoyo resignado (“es lo que hay”).

Si las cosas quedaran como están, España se enfrentaría a dos riesgos: i) que el PSOE, con Zapatero a la cabeza, vuelva a ganar gracias a la dispersión de la oposición; ii) que el PP encabece con Rajoy un gobierno débil, incapaz de satisfacer las expectativas de cambio, lo que dejaría el camino abierto para la aparición de oportunistas dispuestos a “superar” el bipartidismo español.

¿Cuál podría ser la solución a este callejón que parece sin salida? Que Rajoy renuncie ya a ser candidato, y que convoque a un Congreso y/o a elecciones internas (“primarias”) para que los afiliados del PP elijan un nuevo candidato. No puede alegarse falta de tiempo: si Rajoy enfermara gravemente, habría que hacerlo y se podría. ¿Precisamente ahora, que Zapatero está políticamente grogui? Sí, porque este es el momento para dejarlo KO, presionándolo para que convoque elecciones anticipadas.

Si Rajoy diera un paso al costado, las bases del PP entrarían en un estado de movilización que hoy no se advierte. El nuevo candidato podría desprenderse de todos los dirigentes vinculados, aunque sea por apenas un traje, con la trama Gürtel, quitando al PSOE la única baza electoral de que dispone. También podría renovar dirigentes que inexplicablemente siguen (como Ovidio Sánchez, en Asturias), revitalizar el partido donde la corrupción se hizo presente (Baleares) e insuflar vigor ahí donde se ha desdibujado (Cataluña). Con un nuevo candidato podría detenerse la lenta sangría hacia otras fuerzas políticas menores, así como recuperar gente valiosa que se alejó del partido, como Manuel Pizarro o María San Gil.

Sé que para Rajoy sería muy duro, pero creo que es razonable para advertir que él no es el líder que los ciudadanos creen que España necesita. No es necesario su “destierro”. Podría tener un papel relevante en un futuro gobierno. La capitulación de Zapatero le brinda la oportunidad de dar un paso al costado con el reconocimiento general de que él tuvo razón.

Entiéndase: no estoy describiendo qué estrategia creo mejor para el PP. Estoy hablando de lo que sería mejor para España, donde el único partido con capacidad real de reemplazar al PSOE en el poder es el PP. Y como su presidente es Rajoy, concluyo que él es el hombre clave para desatar este nudo. ¿Estará dispuesto a hacer ese sacrificio? Ojalá.

Anuncios

Entry filed under: España, Política. Tags: , , , , , , , , , .

UE: en lugar de ayudarlos, a los gastizos se les debería exigir que cumplan las reglas Sin comentarios IX

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


mayo 2010
L M X J V S D
« Abr   Jun »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Sígue a Mi Estrado en Twitter

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 32.120 seguidores

Feeds

Archivos


A %d blogueros les gusta esto: