Zapatero y el reformismo hipócrita

17 enero 2011 at 10:04 2 comentarios

“Los problemas de gobierno son de
dos tipos: cuando se preven, simples; cuando
no, insolubles”
Cardenal Richelieu, hacia 1640

Fernando Cardoso, en Brasil, y Carlos Menem, en Argentina, protagonizaron gran parte de la política latinoamericana en los ’90. Ambos llevaron a cabo reformas desde el primer día de sus mandatos y lograron cosas inimaginables antes de sus respectivas presidencias. Desde eliminar la inflación en países en que la misma se medía en varios miles por ciento por año hasta cosas ahora obvias, pero antes difíciles, como hablar por teléfono o conseguir un suministro de electricidad continuo.

Brasil tuvo la fortuna de tener en Lula a un continuador inteligente de las reformas iniciadas por Cardoso, a pesar de proceder del sindicalismo de izquierda. En Argentina no ocurrió lo mismo, ya que la ineptitud de De la Rúa primero y el populismo de Duhalde y los Kirchner después han hecho casi desaparecer casi todos los logros conseguidos (aún peor: todo lo que “huela” a años ’90 se considera una ignominia).

En España, el gobierno de Aznar fue, en términos de reformas, equiparable a los de Cardoso y Menem. Los resultados obtenidos también fueron notables, como simboliza el haber conseguido participar del euro desde el inicio, algo que se creía imposible cuando Felipe González dejó el poder, dando en herencia una economía dislocada.

Con todos los matices que cada uno quiera poner, es razonable considerar “reformistas” a Caradoso, Menem y Aznar. En los tres casos tal fue el hilo conductor de sus respectivas gestiones.

La llegada de Zapatero a La Moncloa supuso, por una parte, aunar algo de la experiencia de Brasil (el acceso al poder de la izquierda) y algo de la de Argentina (la ineptitud e improvisación). Pero además, desde haces pocas semanas, incorpora un elemento novedoso: un negador de la necesidad de reformas pretende convertirse en un paladín del reformismo. Aún más: Zapatero no ha dudado en pasar de afirmar que “vamos a superar a Alemania y a Italia en renta ‘per cápita’ de aquí a dos, tres años(entrevista en El País, 15/1/2007), a decir ahora que “necesitamos cinco años duros de reformas” para asegurar nuestro futuro.

La nueva coletilla de los “cinco años de esfuerzos” que Zapatero nos prescribe “por responsabilidad” genera una primera reacción de indignación a cualquiera que recuerde las iniciativas económicas de su gobierno a lo largo de los últimos seis años: incremento insostenible del gasto público (Plan E, cheque-bebe, etc.), aumento de la deuda pública a un ritmo medio de 95 millones de euros por día, la “creación” de mil parados diarios, las restricciones a la contratación temporal, la electoralista devolución de los 400 euros, etc.

Con todo, alguien podrá pensar: “ahora que entendió, debemos apoyar al presidente”.  La realidad sugiere como más prudente la actitud contraria. Un ejemplo reciente es la disposición del gobierno de adaptar la recién aprobada (mini)reforma laboral al gusto de los sindicatos, restringiendo las posibilidades del despido “procedente”, negando en los hechos los discursos de “necesidad de reformas”. Otro, más dramático, lo brinda un documento del Fondo Monetario Internacional (FMI) que encontré días atrás.

Todos los años, el FMI envía una misión a cada país para analizar el estado de su economía y dar sus recomendaciones. Así, un grupo de economistas visitó Madrid y Barcelona entre el 8 y el 21 de marzo de 2006, publicándose el correspondiente informe (“Country report 06/211”; en Inglés) en junio de ese mismo año. Ya en el resumen de la página 3 se lee, por ejemplo, que:

“… las perspectivas de mediano plazo están ensombrecidas por la acumulación de desequilibrios y pérdida de competitividad”;

“… Riesgos adversos surgen de la alta deuda externa, que refleja el endeudamiento de las familias (110% del ingreso disponible), lo que podría derivar en pronunciados ajustes en las hojas de balance y en las valoraciones del sector inmobiliario, así como un prolongado período de empleo y actividad deprimidos”;

“Las autoridades vieron un espacio limitado para realizar recortes en el gasto, tal como sugirió el equipo” (se refiere a los economistas del FMI).

Las sucesivas páginas, como escritas por una bruja, no hacen más que anticipar en más de dos años lo que vendría después (necesidad de reformar el mercado laboral, el de pensiones, el de salud, etc.). El párrafo más revelador, a mi juicio, está en la página 8, en el que se sintetiza el contenido de los debates entre las autoridades españolas y los economistas del FMI. “Las discusiones se centraron en el rol de la política económica para evitar escenarios adversos derivados de los desequilibrios acumulados y de las pérdidas de competitividad”. “Las autoridades se mostraron inseguras de la propuesta del FMI de que la actual expansión económica era el contexto propicio para iniciar las reformas ya que en los ‘buenos tiempos’ se reduce la percepción de la necesidad de cambiar”.

En pocas palabras: Zapatero y su gobierno fueron informados y sabían de los riesgos que se avecinaban y la necesidad de actuar, pero optaron deliberadamente por postergar las reformas. Optaron irresponsablemente por seguir la “fiesta” a sabiendas de que pronto habría que enfrentar sus costes en forma de paro y recesión.

El documento del FMI muestra que el “reformismo” de Zapatero es sólo un cambio de discurso para adaptarse a las circunstancias, como hizo antes en diversos temas (terrorismo, autonomías, política exterior, energías renovables, etc.). No hay comprensión, ni plan, ni preocupación por la ciudadanía ni por el largo plazo. Es apenas el intento egoísta de una persona y sus adláteres por prolongar su estancia en el poder, sus “cinco minutos de gloria”,  este punto negro y triste en la historia de España.

Anuncios

Entry filed under: Cosas para no olvidar, Economía, España. Tags: , , , , , , , , , , , .

Vargas Llosa: detesto toda forma de nacionalismo Sin comentarios XI

2 comentarios Add your own

  • 1. RabuCrk  |  25 enero 2011 en 15:34

    No cabe duda que don ZP ha tenido que nadar a contracorriente en muchos frentes. Principalmente porque desconocía la ubicación exacta de la orilla.
    Más aún, cuando gente con la pericia suficiente le informaban, explicaban e intentaban aconsejarle, se zambullía para seguir la ruta que él mismo se había marcado.

    En efecto, como indica el compañero Econodemócrata, en todas partes se cuecen habas, pero en mi opinión, no cabe la menor duda que nuestro “presidente” no se va a volver a presentar en las próximas elecciones, por lo que haría bien de dejar un último legado de responsabilidad. Como decía, no ha escuchado de la manera conveniente…así que bien puede seguir en su tónica para buscar herramientas constructivas (otra cosa es determinar la competencia o incompetencia del Don para gestionar la situación)

    No hay que quitarle tampoco valor al triste Zapatero, de enfrentarse con todo el mundo y hacerse fuerte en su sinrazón y/o ignorancia.

    El sol siempre sale, si, pero el tiempo pondrá a cada uno en su debido sitio.

    La desgracia es sin lugar a dudas, todos los desgraciados caídos por el camino.

  • 2. Econodemócrata  |  22 enero 2011 en 20:26

    Tampoco el PP en su última legislatura, con mayoría absoluta, hizo ninguna de las reformas esenciales: por ejemplo la de la educación y la del mercado laboral. Esas reformas cuestan votos y nadie quiere hacerlas, lo que es un problema fundamental, inherente a toda democracia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


enero 2011
L M X J V S D
« Dic   Feb »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Sígue a Mi Estrado en Twitter

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 32.122 seguidores

Feeds

Archivos


A %d blogueros les gusta esto: