El falso dilema entre austeridad y crecimiento

23 noviembre 2012 at 18:40 1 comentario

El debate económico en España parece restringirse entre las opciones de la “austeridad” y la de “estimular” el crecimiento. La primera es defendida por el gobierno, que está convencido de que cumplir los objetivos de déficit acordados con la UE es el primer paso para recuperar la confianza. Con ella, la prima de riesgo descendería y el gasto en intereses de la deuda pública se atenuaría, con lo que se reforzaría la estabilidad de las cuentas públicas. Una vez encarrilado el caos presupuestario heredado, la mayor confianza haría fluir el crédito y el sector privado se animaría a invertir y crear empleo.

Del otro lado, el PSOE y la izquierda en general, dicen que reducir el déficit fiscal deber ser un objetivo supeditado al retorno del crecimiento de la economía. Por eso creen que el gasto no debe recortarse (incluso debería aumentarse), aunque suponga más deuda pública. Y para que el déficit no se dispare, aumentarían más los impuestos. Creen, como cuando las economías eran cerradas, que un mayor gasto público generaría una espiral de actividad ascendente que permitiría pagar más tarde la deuda.

¿Qué dicen los datos? Entre 2009 y 2011, el conjunto de Administraciones Públicas gastó 315.000 millones de euros más de lo que ingresó. El déficit fiscal fue, de media, 10% del PIB cada año (más del triple de lo que permite el Pacto de Estabilidad de la UE). Por cada 100 euros recaudados, se gastaron 128. Este “impulso fiscal” descomunal, sin embargo, no sirvió para hacer crecer la economía, que en ese mismo trienio se contrajo 3,7%. En cambio, ese gasto excesivo se tradujo en un salto de la deuda pública, desde el equivalente al 40% del PIB al 70%. Esos 315.000 millones de euros de gasto excesivo nos cuestan ahora poco más de 1.000 millones de euros POR MES en intereses.

En 1987, otro gobierno socialista, redujo el déficit fiscal fuertemente, desde 5,6% al 2,9% del PIB. A pesar del “ajuste”, la economía española creció ese año 5,5%, que fue la mayor expansión de Europa en ese año.

Podría dar muchos ejemplos más de grandes déficit con recesión, y de ajustes con crecimiento. Pero esos dos ejemplos bastan para mostrar que hay muchas otras cuestiones que inciden en la expansión del PIB y que, por lo tanto, un ajuste fiscal no se opone necesariamente al crecimiento de la economía.

Si hubiese que explicarle esto a un niño de seis años, se le podría decir que la clave para el crecimiento de la economía es que ingrese dinero al país. Con esta regla elemental, podría decirse que, cuando entran capitales, la economía crece. Cuando se van, se contrae.

En 1987, la entrada de España a la UE disparó el ingreso de capitales (en forma de inversiones), por lo que la economía creció a pesar del ajuste fiscal. Hasta 2008, la economía creció porque ingresaron capitales (aunque en este caso por acumulación de deuda privada). Desde entonces, los capitales se van, y la economía se contrae, sin importar los “Planes E” ni otras ocurrencias para gastar dinero público. Así, relajar ahora la reducción del déficit no haría crecer la economía. Peor aún, hasta podría profundizar su caída si con ese “relajamiento” se acelerara la salida de capitales por la mayor desconfianza.

De lo anterior surge una conclusión obvia: el gobierno, para fomentar la actividad económica y el empleo, debe alentar el ingreso de capitales. ¿Cómo? Ya que no puede incidir directamente en la confianza de los inversores, lo que puede hacer son dos cosas: un plan masivo de privatizaciones y avanzar mucho más deprisa con las liberalizaciones.

Si se privatizaran Loterías del Estado, AENA, Renfe, Puertos del Estado y muchas más empresas (nacionales, autonómicas y municipales), no sólo ingresarían a la economía decenas de miles de millones de euros (que permitirían reducir la deuda pública y ahorrar intereses), sino que los nuevos dueños comenzarían a invertir en sus recién adquiridas empresas.

Si, por dar sólo un ejemplo, se liberalizaran por completo los horarios comerciales (y no sólo una relajación en las zonas turísticas), todas las grandes superficies podrían estar abiertas todos los días del año (si eso quisieran), con lo que necesariamente habría más gente trabajando (o al menos cobrando horas extras).

El dilema “austeridad o crecimiento” es falso. Reducir el déficit fiscal es, entonces, adecuado (¡cómo no va a serlo si las AA.PP. aún hoy gastan anualmente unos 65.000 millones de euros más de lo que ingresan!). La clave para acelerar la recuperación pasa por fomentar el ingreso de capitales y las inversiones mediante un agresivo plan de privatizaciones y desregulaciones. En términos algebraicos, “austeridad + reformas rápidas + privatizaciones = crecimiento y empleo”.

Anuncios

Entry filed under: Economía, España. Tags: , , , , , , .

Maradona y las elecciones catalanas Sobre el vídeo de falso perdón del PSOE

1 comentario Add your own

  • 1. Magnus  |  10 diciembre 2012 en 18:52

    Interesante escrito. Sin embargo, cabría matizar algunos aspectos. Primero, habría que cuantificar cuánto de esos 315.000 millones son realmente más gasto y cuánto menos ingresos. Segundo, del aumento de gastos habría que considerar cuánto son gastos que se consideran “obligatorios” (como las pensiones) y otros que son consecuencia de la crisis (como las prestaciones por desempleo) y no parte de políticas de estímulo. Hecha esas operaciones, podríamos cuantificar cuánto han sido esas supuestas políticas de estímulo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


noviembre 2012
L M X J V S D
« Oct   Ene »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

Sígue a Mi Estrado en Twitter

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 32.120 seguidores

Feeds

Archivos


A %d blogueros les gusta esto: