La corrupción en España (sin demagogia)

21 enero 2013 at 8:57 7 comentarios

¿Qué es la corrupción? En general, se podría decir que es cualquier violación de la ley en beneficio propio (aunque en perjuicio de la sociedad). En el caso de los políticos cabría añadir el abuso de poder que significa la violación de una norma.

Mi Estrado nunca comenta casos de corrupción de políticos porque parto del supuesto de que todos ellos son corruptos. Sé que habrá alguna excepción, pero creo que en el caso de los políticos la presunción de inocencia se invierte: son todos corruptos mientras no se demuestre lo contrario. No obstante, creo que en este momento se justifica una excepción para tratar el tema.

El caso de las cuentas suizas que se atribuyen al Sr. Bárcenas y el pago de “sobres” a dirigentes del PP resulta repugnante y ojalá se haga Justicia. Sin embargo, a pesar de que la hábil propaganda socialista pretenda hacerlo creer, no se trata del único ni del caso más grave de corrupción. No bastarían varios folios para enumerar los escándalos que, en mayor o menor medida, salpican a todos los partidos políticos (escuchas ilegales, caso Juan Guerra, caso Urralburu, Caso Roldán, caso Forcem, “3%” en Cataluña, caso Pallerols, caso Malaya, casos Matas, Gürtel, Pretoria, Millet, Campeón, Riopedre, Cambril, Noós, EREs falsos en Andalucía, etc.). Por eso, el pedido de explicaciones al PP del Sr. Rubalcaba, líder del PSOE, hasta ahora único partido condenado por financiación ilegal (caso Filesa), resulta risible, cínico o vomitivo, según se mire.

Soy pesimista en cuanto a la posibilidad de erradicar la corrupción política porque la sociedad en su conjunto, aunque exija honradez, es también corrupta. En un sentido, ser corrupto es como ser hortera: nadie se considera así, pero todos sabemos que hay muchos.

Por ejemplo, todos sabemos que es habitual en la España de hoy:

cobrar el paro mientras se realiza un trabajo no declarado;

que profesionales liberales (médicos, dentistas, abogados, etc.) tengan por norma no dar factura a sus clientes y declarar menos ingresos de los reales;

tener empleados que cobran salarios total o parcialmente no declarados;

tener dinero en efectivo y/o patrimonio no declarado (cuentas en el exterior, etc.), así como incluir gastos falsos en la declaración anual del IRPF (por ejemplo, donaciones no realizadas);

comprar una segunda vivienda y declararla como primera para aprovechar la (ahora eliminada) deducción fiscal;

colocarse primero en la lista de espera de un hospital gracias al favor de un amigo médico;

engañar a compañías de seguros para cobrar lo que no corresponde;

recurrir multas de tráfico a sabiendas de que la falta es cierta;

pedir bajas por enfermedad cuando se está sano (sea por connivencia del médico o por mentirle);

aprovechar el WiFi y/o TV por cable de un vecino para disfrutar del servicio sin pagar.

Podría enumerar aún más conductas cotidianas, pero las diez antes citadas bastan para afirmar que la corrupción está arraigada incluso entre los ciudadanos “honestos”. Esto implica que más allá de la gran corrupción de que informa la prensa vivimos inmersos en una “corrupción cotidiana” o “pequeña corrupción” que afecta al conjunto de la población. Es imposible cuantificar con precisión, pero tiendo a pensar que el impacto total de la “corrupción cotidiana” es más dañino para la sociedad en su conjunto (víctima y victimaria) que la corrupción “de los políticos”.

Mientras cada uno no acepte (y corrija) los actos indebidos que realiza no estará en condiciones morales de “tirar la primera piedra” y, menos aún, podrá sorprenderse ni lamentarse por la corrupción de los dirigentes políticos.

Anuncios

Entry filed under: España, Política. Tags: , , , , .

Un mejor sistema electoral es posible (si hay ganas de cambiarlo) ¿Estallido social o estallido socialista?

7 comentarios Add your own

  • 1. gasparsius  |  11 febrero 2013 en 12:58

    Sí Dieguito, el Bárcenas con la pasta en Suiza, la corruppción sobreseimiento, perdón, sobre, sé y miento, y Rajoy subiendo el sueldo pepero un 27 % mientras a mí me roba la extra y otras cosas mientras amnistía a defraudadores y ahora el corrupto soy yo por no pagar el IVA cuando me pusieron las ventanas.

  • 2. James  |  22 enero 2013 en 9:31

    Generalizar no es bueno, en todo caso son corruptos los del PP y los del PSOE, dados sus inmumerables casos de corrupción, pero aun dentro de eso partidos hay gente honrada (aunque os cueste creerlo). De hecho quien destapo el Gurtel fue un politico del PP (creo que era el alcalde de Majadahonda), al que claro, los del PP expulsaron del partido. Aparte sería necesario hablar de Corruptores, porque detras de un político corrupto suele haber un empresario corrupto. Pero solo se señala al corrupto, y pocas veces al corruptor:

    http://www.petrogrado.es/blogspot/corruptos-o-corruptores-por-julian-jimenez/134-Ene-0.html

  • 3. gbotas  |  21 enero 2013 en 14:15

    DRAE:

    corrupción.
    (Del lat. corruptĭo, -ōnis).
    1. f. Acción y efecto de corromper.
    2. f. Alteración o vicio en un libro o escrito.
    3. f. Vicio o abuso introducido en las cosas no materiales. Corrupción de costumbres, de voces.
    4. f. Der. En las organizaciones, especialmente en las públicas, práctica consistente en la utilización de las funciones y medios de aquellas en provecho, económico o de otra índole, de sus gestores.

  • 4. gbotas  |  21 enero 2013 en 14:13

    Agustín tiene toda la razón, y eso que explica con precisión puede ser estado de necesidad, aunque yo más bien diría que es legítima defensa frente a los políticos.

  • 5. gbotas  |  21 enero 2013 en 14:09

    Frontalmente en desacuerdo, eso que has hecho es un ejercicio típico de demagogia.

    Corrupción no es igual a delito o infracción administrativa, la corrupción es la degradación de algo, en este caso la política o el estado por la mala conducta, es decir, la corrupción es la reiteración delictiva de los políticos hasta el extremo de que la conducta política se degrada; no toda infracción de la norma es corrupción, ni tampoco una sola infracción de la norma es corrupción.

    Cuando decimos que existe corrupción política, es porque los políticos, determinados políticos, actúan de forma reiterada en contra de las normas que rigen el comportamiento normal o adecuado.

    Un médico se corrompe no por no dar una factura -que es una obligación meramente formal y ajena a su labor médica- sino cuando actúa en contra de las normas de la práxis médica sistemáticamente.

    Por eso, si la poitica es servicio público, la politica se corrompe cuando se actúa en beneficio propio o ajeno pero no por el bien o interés público; y ello de forma independiente de que en ello cometa infracción criminales o administrativas.

    Y lo políticos no son reflejo de nuestra conducta desde el momento en que no podemos participar en la selección de los mismos, sino sólo escoger el menu de uno u otro restaurante. ¿Es que acaso puedo votar a quien quiera? ¿podría votar a Diego Lores, si no me lo preseta un partido político? Simplemente escogemos entre os que nos ponen, el problema, el fallo, el defecto o el corrupto, es quien ha hecho la carta, ni tú ni yo.

  • 6. Noventa y 8  |  21 enero 2013 en 10:19

    Bien visto.

    La corrupción personal de cada uno, sumadas todas, crean esta sociedad en la que vivimos.

  • 7. Agustín  |  21 enero 2013 en 10:10

    Es cierto, existe corruptelas cotidianas y de pequeño calibre que sumados unos a otros pueden llegar a un montante exorbitante. La ley también permite esas trampas, cuando deja rendijas que aprovechar, y las aprovechamos; pero no hay que olvidar que el que lo hace es para aliviar o mejorar una situación absurdamente precaria, porque, y a modo de ejemplo, que yo pudiese ganar 1200€ (al cambio en pesetas)en el Reino Unido por un trabajo básico como es camarero en 1999, y que al volver sólo pudiera ganar lo mismo al cabo de nueve años, y cuando el sueldo mínimo básico no llega a 700 € en la actualidad (en Madrid, es una cantidad miserable) con unas inflaciones irreales a todas luces, y una subida de impuestos estratosférica, SÓLO CABE buscarse las castañas como mejor se pueda. Tenemos precios anglogermánicos pero sueldos tercermundistas y todavía nos dicen que hemos de moderar los salarios, y si el crecimiento se basa en el consumo privado y lo fomentan y los sueldos son minúsculos, la consecuencia lógica es que la fiebre consumista llegue a endeudarte con tarjetas de créditos, y nos veamos en la situación que estamos, asique la picaresca está servida, pero además si los bancos, ambición convertida en usura, permiten créditos a insolventes, estafan con preferentes, y corrompen, y los políticos en connivencia con la oligarquía económica (que tendrá Telefónica que los Ratos, y maridos de Cospedales son mejores asesores que otros, seguro que también bien cualificados pero menos influyentes) se dedican a legislar y gobernar en favor de estos y en contra de sus conciudadanos y de los intereses de su propio país (patrioteros de tres al cuarto, y no patriotas) pues entonces llegamos al día de hoy. Por eso si se quiere atajar las corruptelas cotidianas se ha de empezar por las de los políticos, y cuando sean íntegros y virtuosos podrán demandar lo mismo de los ciudadanos que apechugarán entonces con los esfuerzos necesarios, y para que los políticos se regeneren debemos echar de sus poltronas a los grandes partidos que se han anclado en el sillón y buscar políticos de nuevo cuño, que no hayan entrado en el sistema hediondo actual. Voten, voten ustedes, pero recuerden, hay que recordar dentro de tres años estos olores a podredumbre política y destrucción social cuando voten.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


enero 2013
L M X J V S D
« Nov   Feb »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Sígue a Mi Estrado en Twitter

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 32.120 seguidores

Feeds

Archivos


A %d blogueros les gusta esto: