El gran riesgo que debe evitar Rajoy

19 julio 2013 at 11:58 2 comentarios

Las dos veces que el PSOE dejó el poder lo hizo dejando una España en crisis, hecho simbolizado en una tasa de paro de más del 20%. Cuando el PP dejó el poder en 2004, más allá de la convulsión entorno al aún no aclarado atentado del 11-M, España estaba indudablemente mejor que ocho años antes. Esas experiencias hacían pensar, en parte por ingenuidad (la crisis actual es más grave y profunda que las anteriores), que la llegada de Rajoy a La Moncloa podría abrir un largo período de prosperidad y de gobiernos de centro-derecha. Sin embargo, consumida ya el 40% de la legislatura, el desempleo ha seguido creciendo y la reelección de Rajoy luce utópica.

Los problemas son, en esencia, tres: i) agotamiento de la gente por la extensión de la crisis y decepción por la esperanza de un pronto cambio que no llegó; ii) cabreo generalizado por las subidas de impuestos; iii) pésima comunicación por parte del gobierno, por lo cual ni siquiera sus votantes entienden qué hace ni a dónde quiere ir. Hay algunos condimentos extras, como el “caso Bárcenas”, que aunque sea una travesura de muchachos en comparación con los EREs andaluces, es magistralmente aprovechado por la oposición. Que un líder agotado y sin credibilidad como Rubalcaba amenace con presentar una moción de censura es una medida clara del mal momento del gobierno.

Es indudable que se están realizando reformas adecuadas y que la economía está haciendo cambios notables en la buena dirección: reducción del déficit fiscal, estabilización de la prima de riesgo, eliminación del déficit exterior, eliminación del podrido sector de las cajas de ahorro, etc. Pero para que todo eso se traduzca en creación de empleo aún falta.

El riesgo mayor que enfrenta España es que los frutos del esfuerzo realizado desde diciembre de 2011 hasta aquí no lleguen a tiempo para las elecciones generales de 2015. Y que entonces, España se encuentre con un Congreso atomizado, del que surgiría un gobierno débil e inestable, con una agenda contradictoria (sea que lo lidere el PP o el PSOE). No es una elucubración: es lo que anticipan las encuestas del CIS, en las que el voto conjunto del PP y PSOE está en mínimos históricos y el voto de UPyD, IU, ERC, en blanco y otros partidos está en máximos. La reedición del tripartito catalán a escala nacional no es descartable, lo que tendría su “guinda” con el añadido de Bildu y cualquier otro dispuesto a lograr algo de un PSOE debilitado en extremo.

tripartito

Aún hay tiempo, aunque poco, de intentar que ese riesgo no se concrete. Rajoy es el que tiene en su mano evitarlo, por ejemplo:

  • haciendo ya un cambio de ministros que revitalice la acción y el mensaje oficial, eliminando también la duplicidad de funciones de Cospedal, que debería elegir entre dirigir el partido o gobernar Castilla-La Mancha;
  • anunciando ya una rebaja del IRPF para 2014, aunque sea simbólica, y profundizarla en 2015;
  • realizando ya un par de grandes anuncios que cambien el debate público, como la apertura en la bolsa del capital de Loterías, la venta de los aeropuertos de Barajas y El Prat (tal como iba a hacer ZP) o la conversión de RTVE en una fundación privada.

Si lo anterior no es suficiente para cambiar las expectativas, si no sirve como “puente” hasta que sea perceptible la mejoría de la economía, sólo quedaría un camino para evitar el grave riesgo antes indicado: que el PP busque un nuevo líder, con nuevos mensajes, que logre entusiasmar a la ciudadanía.

Anuncios

Entry filed under: España, Política. Tags: , , , .

Algo que Rajoy debería aprender de Zapatero La moneda de una Cataluña independiente

2 comentarios Add your own

  • 1. Gasparsius  |  19 agosto 2013 en 9:35

    Bueno, una análisis más profundo del tema nos mostraría que en la primera ocasión que gobernó el PSOE, desde 1982 a 1996, la cosa no es tan mala, si piensas un poquito verás como era la España de 1982 (Colza, delincuencia callejera, fuera de la CEE, renta per cápita escasa, entre 50 y 100 asesinados por ETA al año, inestabilidad política que se manifestaba con intentos de golpes de Estado, inflación) y como quedó en 1996, cuando ya se empezaba a remontar de la crisis que empezó en Europa en el año 93 (y claro, España ya era Europa). El balance no parece muy negativo.

  • 2. sam  |  21 julio 2013 en 19:58

    no hay que tener miedo, cierto que la crisis actual y la campaña mediatica anti-PP son mucho más brutales que en 1996 pero recuerdo que los frutos de las politicas de aznar no llegaron hasta casi 2 años despues de llegar a la moncloa, a rajoy le estan metiendo demasiaable que da prisa pero insisto, hay tiempo en cuanta haya recuperacion notable que empezaria pronto el PP remontará en las encuesta hasta conseguir una victoria comoda de estoy seguro, eso si, deben mejorar la politica de comunicacion porque es un desastre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


julio 2013
L M X J V S D
« May   Sep »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Sígue a Mi Estrado en Twitter

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 32.122 seguidores

Feeds

Archivos


A %d blogueros les gusta esto: