Por qué con una “renta básica” Podemos destruir la economía

16 julio 2014 at 11:36 7 comentarios

El programa de Podemos establece en su punto “1.12 – Derecho a una renta básica para todos” lo siguiente:

Derecho a una renta básica para todos y cada uno de los ciudadanos por el
mero hecho de serlo y, como mínimo, del valor correspondiente al umbral de la
pobreza con el fn de posibilitar un nivel de vida digno. La renta básica no
reemplaza al Estado de bienestar, sino que trata de adaptarlo a la nueva
realidad socio-económica. Sustitución de las prestaciones sociales
condicionadas menores a la cuantía de este ingreso básico. Financiación a
través de una reforma progresiva del IRPF y de la lucha contra el fraude fscal.”

Determinemos, en primer lugar, cuál es ese “umbral de pobreza”. Según el INE (Encuesta de Condiciones de Vida 2013), el umbral de riesgo de pobreza es, para los hogares unipersonales, de 7.040 euros anuales (587 euros/mes). En los hogares constituidos por dos adultos y dos menores el mismo se eleva a 14.784 euros/año (equivale a 7.392 euros/año por adulto, o 616 euros por mes). Aunque el programa aludido dice que la renta básica será “como mínimo” de dicho nivel de pobreza, supongamos, por simplicidad, que tienen en mente un valor de 600 euros mensuales o 7.200 euros anuales por adulto. Esto también tendría sentido por ser un valor inferior al salario mínimo (de lo contrario, quienes trabajen a cambio del mismo dejarían de hacerlo para pasar a cobrar la “renta básica”). ¿Cuál sería el coste de esto?

La clave para estimar el coste es determinar el colectivo de potenciales beneficiarios. Como mínimo, se trataría de los parados sin prestación y de los parados cuya prestación fuese inferior a 600 euros.

En el primer trimestre había 5,9 millones de parados (dato EPA), de los cuales 2,7 millones percibían alguna prestación (contributiva o no, incluyendo las prestaciones asistenciales, como la Renta activa de inserción). La prestación media que reciben estos últimos es de 485 euros por mes.

Por lo tanto, habría que pagar 600 euros por mes a 3,2 millones de parados que ahora no cobran nada (5,9 menos 2,7), más un complemento de 115 euros por mes a 2,7 millones de parados que ahora sí perciben algo. Eso supone 2.230 millones de euros por mes (1.920 millones de euros para los primeros + 310 millones para complementar a los segundos). SIN pagas extraordinarias, estamos hablando de 26.760 millones de euros anuales.

Tengamos en cuenta que la población de entre 16 y 64 años es de 30,3 millones. Supongamos que todos los de más edad están jubilados y que los de menos edad no cobrarían la renta básica. Excluyamos de ese grupo a todos los ocupados (17 millones) y a todos los parados (5,9 millones). De ese remanente (7,4 millones, que está conformado por estudiantes, amas de casa, rentistas y otros, que ahora no buscan empleo), supongamos que solo la mitad quedaría habilitada para cobrar la “renta básica” (lo que implicaría incumplir el programa de Podemos, ya que se estaría excluyendo a “ciudadanos”). Pagar la “renta básica” a ese grupo hoy inactivo, de 3,7 millones de personas, supondrían 2.220 millones de euros por mes adicionales.

Es decir que en la versión más restrictiva, tendrían derecho a cobrar la “renta básica” 6,9 millones de personas que ahora no cobran nada del Estado (3,2 millones de parados sin prestación + 3,7 millones de ciudadanos ahora no activos) y se les incrementarían los pagos a 2,7 millones. El gasto total mensual sumaría 4.450 millones de euros (53.400 millones de euros anuales SIN pagas extraordinarias).

¿Cómo podría financiarse eso? Si tenemos en cuenta que el IRPF y el impuesto al patrimonio recaudaron 105.000 millones de euros en 2013, para financiar la “renta básica” habría que aumentarlos en un 50%, lo que no parece realista. Una reforma tributaria que lo intentara elevaría el IRPF a un nivel
confiscatorio y, por tanto, inconstitucional.

Podría continuarse con el análisis. Lo anterior basta para concluir que, en su versión más restrictiva, la propuesta de una “renta básica” no puede llevarse a la práctica sin dislocar por completo la economía. Algunas de las consecuencias serían:

– aún suponiendo que toda la “renta básica” es gastada (aumentaría la recaudación del IVA) y que aumentara la recaudación de IRPF y patrimonio un 20%, el déficit fiscal aumentaría en no menos de 2,5% del PIB;

– por lo tanto, se volvería a un nivel de déficit fiscal similar al que dejó ZP (9% del PIB), acelerando el aumento de la deuda pública;

– aún suponiendo que hubiera gente dispuesta a seguir comprando bonos del Tesoro Público, la prima de riesgo crecería y, por ende, la inversión caería y los capitales saldrían;

– toda mejora de la actividad económica atribuible a la “renta básica”, sería más que compensada por el menor consumo de quienes verían su IRPF incrementado, la menor inversión y el menor crédito producto de la subida de la prima de riesgo y la salida de capitales;

– en un contexto así, el empleo caería.

Anuncios

Entry filed under: Economía, España. Tags: , , , , , .

Qué quiere Pablo Iglesias Lo que debería aprender Pablo Iglesias (y los españoles) de Salvador Allende

7 comentarios Add your own

  • 1. Juan  |  26 marzo 2015 en 5:35

    Hola, buenos días

    no suelo comentar mucho debido a la falta de oido de la población española en general y los asiduos al debate por la red en particular. Pero este texto a encendido mi rabia puesto que conozco de cerca algun caso de alguien que cobra la renta básica (que sí, existe; no es una utopía, concretamente en el país vasco la denominada Renta de Garantía de Ingresos) y he de decir que es completamente necesaria para garantizar la igualdad y la paz a medio plazo, dado que si todas las personas sin tipo alguno de ingresos se unieran y organizaran (algo poco probable debido al Terrorismo audioVisual pero aun así posible) la delincuencia y el riesgo de sublevación se incrementarían exponencialmente. Poniendo así en peligro a los poseedores de grandes fortunas acumuladas (¿ilícitamente?) por las elites empresariales (Santander, BBVA…etc.) y políticas (PPsoe…etc) de este país.

    Respecto a como financiar esa ayuda en todo el estado en mi opinión únicamente con hacer con que las grandes empresas (Apple, Microsoft…etc.) tributaran conforme a la ley y perseguir la corrupción política (con carácter repositorio).

    De garantizar esos procesos habría dinero suficiente para garantizar la paz y por lo tanto asegurar la mínima garantía de dignidad de los ciudadanos (avalada por la pseudo – democrática constitución del 78) mediante una Renta básica.

    Un cordial saludo

  • 2. download lagu divine  |  8 enero 2015 en 6:11

    download lagu divine

    Por qué con una “renta básica” Podemos destruir la economía | Mi Estrado

  • 3. José Antonio Gonzalez Perant  |  17 julio 2014 en 10:26

    Buenas. No soy mucho de responder a respuestas pero lo voy a hacer. Lo primero es pedirle perdón por la ironía con la que comenté su post, quizá fue un momento de calentón pero no tiene excusa. Por otro lado le digo que el Plan E en el fondo fue una ayuda indirecta a las familias a través de las administraciones locales. Algo no muy distinto de lo que podría ser el rescate de bancos que ya comenzó en la época de Zapatero. Todos sabemos, creo, que en la mayoría de ayuntamientos prima más la obra faraónica de turno sobre la cual poner la placa con el nombre del alcalde de turno que la dinamización de la economía local. Por otro lado fue una ayuda puntual, no continuada en el tiempo, por lo que la seguridad de los receptores de esta a la hora de gastarla consumiendo desaparece y por lo tanto no afecta al flujo circular. Amén de despilfarros en carteles publicitarios y demás, como decirlo, mamandurrias. Por lo que creo que no es comparable el efecto sobre la economía que puede producir una renta básica con el Plan E.

  • 4. nevator  |  16 julio 2014 en 19:04

    Pero qué perdidos que estamos, y más ahora que peligra el pensamiento único del neoliberalismo gracias A CATEDRÁTICOS EN CIENCIAS POLÍTICAS Y SOCIOLOGÍA

    http://www.perpe.es/2014/06/04/es4314/

  • 5. miestrado  |  16 julio 2014 en 17:41

    José Antonio, gracias por tu comentario. Si la economía funcionara como tú dices (me refiero a eso del flujo circular que se trató en la clase que falté), el Plan E habría sido la solución. Un abrazo.

  • 6. José Antonio Gonzalez Perant  |  16 julio 2014 en 17:22

    Usted habla de unos 54000 mill. de euros anuales. Bien, sus cálculos los veo correctos. Estaríamos hablando de una inyección equiparable a la mitad del líquido inyectado a la banca en cinco años y que no ha repercutido para nada en la economía española, es un hecho constatable, sino no estaría comentando su post, estaría trabajando. Veamos las consecuencias.

    1ª ¿El día que en clase hablaban del flujo circular de la renta estaba usted? Si toda la renta básica es gastada , aquellos que la reciban, comercios, bares… Volverían a gastarla (ya que tendrían que volver a prooveerse) e reinsertarla en el flujo circular. Al aumentar el consumo se necesitarían cubrir más puestos de trabajo que dejarían de percibir la renta básica para cobrar un sueldo por lo que sus cálculos de recaudación no son correctos. Los seiscientos euros no se esfumarían a no ser claro está, que los nuevos euros sean impresos en obleas y los que los reciban se los coman.

    2º Es consecuencia del primero por lo que lo voy a obviar.

    3º El seguir utilizando la prima de riesgo como índice fehaciente de la economía de un país es contradecir a las mismas agencias de calificació. Como ya dijeron los Standard & Poor’s admitiendo ante un juez que sus análisis no tienen por qué ser verdad. Así que no veo la relación entre prima e inversión. Si en un país el consumo aumenta, por lo que la producción interna aumenta o las importaciones, ¿por qué razón los inversores van a huir de ese país? ¿No van a querer ganar más dinero?

    4º Habla de IRPF incrementado como si solamente se fuera a mantener esta renta básica a partir de ese impuesto. Se puede meter mano a las grandes fortunas y que las grandes empresas paguen los mismos impuestos que pagan en el resto de los países no paradisíacos, de paraíso fiscal. No tienen por qué ser los trabajadores los que sigan llevando a cuestas el peso de la recaudación impositiva. No es una locura, ni las empresas se van a ir del país cuando se les pida que rindan cuentas. ¿De verdad piensa usted que si se les pide lo que es justo dejarán de operar en España? ¿Van a renunciar a una población de más de 40 mill. de consumidores por unas condiciones impositivas que si que aceptan en otros países? Y si se van, ya vendrán otros que ocupen su lugar.

    5º En un contexto así el empleo aumentaría.

  • […] Por qué con una “renta básica” Podemos destruir la economía […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


julio 2014
L M X J V S D
« Ene   Oct »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Sígue a Mi Estrado en Twitter

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 32.120 seguidores

Feeds

Archivos


A %d blogueros les gusta esto: