Artur Mas, Pablo Iglesias y el liderazgo antidemocrático

20 julio 2015 at 17:01 Deja un comentario

Es natural que en una sociedad existan diversas tendencias políticas. También es natural que todas ellas intenten prevalecer. Sin embargo, cualquier persona razonable admitirá que en una sociedad democrática ningún partido político puede pretender alcanzar todos sus objetivos. Esto es evidente: en una sociedad plural y democrática, es necesario que todos cedan algunos objetivos para hacer posible la convivencia.Mas-Iglesias

Los líderes realmente democráticos tienen, entonces, un rol contradictorio. Por una parte, son los encargados de llevar adelante los planteamientos de sus partidos lo más lejos que les sea posible. No obstante, al mismo tiempo son también los responsables de moderar las apetencias de sus partidarios para hacerlas compatibles con los objetivos de las demás tendencias políticas.

¿Qué ocurriría si los líderes políticos, en lugar de moderar los deseos de sus partidarios los exacerbaran? La convivencia sería reemplazada por el conflicto. Un conflicto cuya violencia sería proporcional al exceso que provoquen esos líderes.

Adolfo Suárez y Santiago Carrillo son dos ejemplos de líderes que atenuaron los objetivos de sus respectivos movimientos para hacerlos compatibles con una convivencia pacífica. Para los extremistas de ambos lados, los dos fueron “traidores”. Sin embargo, ¿qué habría pasado si Adolfo Suárez hubiese accedido a las presiones para no legalizar al Partido Comunista? ¿Qué habría ocurrido si Santiago Carrillo hubiera cedido ante los que le pedían no aceptar la monarquía? La capacidad de ambos de ceder unos objetivos a cambio de conseguir otros fue lo que condujo a que la Transición fuera un éxito. Permitió que la Constitución del ’78, pese a no satisfacer completamente a ninguno, fuera el marco del mayor período de desarrollo y libertad de la historia de España.

Artur Mas y Pablo Iglesias son, en cambio, ejemplos de líderes que exageran los objetivos de sus respectivos movimientos. No les importa que esa excitación alcance el punto de que sus objetivos sean irrealizables. En ambos casos, su planteamiento es “nosotros o ellos”. En ambos casos, se es “amigo” o “enemigo”. Uno quiere construir un país nuevo desde cero, al gusto exclusivo de sus partidarios, marginando a los “traidores” que no se sumen a su proyecto. El otro quiere un “proceso constituyente” para conformar un nuevo sistema también desde cero que deje al margen a todo el que consideren parte de la “casta”.

Si el proceder de Suárez y Carrillo fue “democrático”, debemos concluir que el de Mas e Iglesias es “antidemocrático”. Porque ninguno está dispuesto a resignar sus objetivos, ni a buscar puntos en común con los demás. Saben que alientan el conflicto, pero confían en reunir una fuerza suficiente como para resultar vencedores (“La política es siempre conflicto”, acaba de escribir Pablo Iglesias en El País, ratificando su visión de la política como enfrentamiento).

Venezuela y Grecia son dos ejemplos de lo que cabe esperar a una sociedad gobernada por líderes que prefieran el conflicto a la negociación. Los problemas no se resuelven sino que se agravan (por caso, el paro y la recesión) y, además, se añaden otros nuevos (el “corralito” griego o el desabastecimiento en Venezuela). Si el líder muestra algún rasgo de realismo, intenta revertir lo andado, aunque los costes de su acción anterior permanezcan (Alexis Tsipras). Si, en cambio, el líder insiste en el camino iniciado, el caos se profundiza cada vez más (Nicolás Maduro).

Después de una guerra civil y décadas de dictadura, España fue capaz de construir una sociedad plural gracias al esfuerzo democrático de los líderes que dieron forma a la Transición. Si con líderes “democráticos” se obtuvieron buenos resultados, ¿sería razonable dar el poder a líderes “antidemocráticos”? ¿Sería razonable ponernos en manos de líderes que prefieren el conflicto a la convivencia?

Anuncios

Entry filed under: España, Política. Tags: , , , , .

En qué se parece el PSOE al SPD alemán de 1950 Independencia de Cataluña, deseos y realidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


julio 2015
L M X J V S D
« May   Ago »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Sígue a Mi Estrado en Twitter

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 32.120 seguidores

Feeds

Archivos


A %d blogueros les gusta esto: