Podemos puede hacer que lo imposible se haga realidad

23 marzo 2015 at 16:26 3 comentarios

En junio de 1985, en Argentina, el presidente Alfonsín lanzó un plan de estabilización económica (el “plan Austral”) que tuvo éxito inicial. Su popularidad creció, su entorno se atrevió a imaginar un “tercer movimiento histórico” (después de los de Yrigoyen y Perón) y un “alfonsinismo para cien años”. Sin embargo, los errores de gestión hicieron que cuatro años después Argentina tuviera una inflación de 200% en un solo mes (3.600% en los doce meses previos) y Alfonsín abandonara el poder antes de lo previsto en medio de una crisis inimaginable un par de años antes.

En noviembre de 1970, Salvador Allende comenzó su presidencia en Chile con esperanzas de cambio y justicia social. La aplicación de su programa radical de nacionalizaciones e intervención pública en la economía consiguió que en menos de un año hubiera escasez de productos elementales (medicamentos, alimentos, etc.) por lo que las amas de casa protestaron con la llamada “marcha de las cacerolas” ya en 1971. La insistencia en las mismas políticas derivó, en 1973, en caos económico, enfrentamiento social y el golpe militar de Pinochet en septiembre de ese año. Nadie hubiera podido imaginar, al inicio del gobierno de Allende, ese final.

Más aquí en el tiempo y en el espacio, en febrero de 2008, Zapatero negaba la crisis y se jactaba, burlonamente, de que “con un solo ojo” había sido suficiente para que Solbes derrotara a Manuel Pizarro en el famoso debate previo a las elecciones generales. Pasado el tiempo, fue obvio que Pizarro tenía razón. Sin embargo, en ese momento, para la mayoría era imposible imaginar que la ineptitud de Zapatero derivaría en una crisis tan larga y tan costosa, cuyas consecuencias aún padecemos. Apenas dos años después de aquel debate, el mismo Zapatero que regalaba el “cheque bebé” y 400 euros, tuvo que subir el IVA, congelar las pensiones y recortar el salario de los funcionarios, ante la presión de Alemania y otros países, que veían cómo España se despeñaba.

Podría dar muchísimos ejemplos más. Los anteriores bastan para demostrar que la situación económica y social de un país siempre puede empeorar rápidamente mucho más allá de lo imaginable. Si el desastre económico puede ser la consecuencia de la ineptitud para gobernar (Alfonsín y Zapatero), lo es mucho más cuando se pretende llevar adelante un programa de gobierno radical (Allende, pero también la Venezuela chavista).

Podemos es un partido comunista, convencido de su “misión”: poner en práctica su agenda extremista, contraria a la libertad individual. ¿Son los dirigentes de Podemos más inteligentes y preparados que los que rodearon a Allende o a Chávez? ¿Hay alguna diferencia esencial entre el programa económico de Podemos y los de Allende o Chávez? ¿Hay algún motivo para pensar que las mismas políticas tendrían en España un efecto diferente?

Ninguna de las ventajas de las que disfrutamos tiene otra garantía más que el trabajo cotidiano de la sociedad. Los sistemas de salud y educación, la administración de justicia, las fuerzas de seguridad, el sistema de pensiones y el seguro de desempleo, por ejemplo, todos mejorables pero que cada día facilitan la vida de millones de españoles, no tienen más garantía que el trabajo de esos mismos españoles. Todo podría dejar de funcionar si es puesto en manos de un grupo de personas que son guiadas más por el resentimiento y el ansia de revancha que por la idea de mejorar lo que tenemos.

Hoy es inimaginable que en España pudiera ocurrir algo como lo que ahora sucede en Venezuela. Lo mismo se pensó de las advertencias de Manuel Pizarro (un “cenizo”, para los artistas “de la ceja”). Y lo mismo, también, pensaron en Venezuela cuando votaron por primera vez a un militar “que iba a terminar con la corrupción de los políticos”.

Anuncios

Entry filed under: Economía, Política. Tags: , , , , .

Pablo Iglesias: ¿lobo o cordero? La gran mentira del Estado ausente

3 comentarios Add your own

  • 1. M José Moret  |  15 enero 2016 en 15:17

    Pues con las noticias económicas de hoy de Podemos, no se como no están en la cárcel, siempre predicando pulcritud y atacando la corrupción y él es el mayor corrupto que tenemos en España ahora mismo

  • 2. cirilo  |  24 marzo 2015 en 8:33

    Buenos días.
    Cuando se dice cosas como España no es Grecia, o en España no pasará como en Venezuela, es que sí va a ser igual y va a pasar igual. La experiencia de la vida me lo dice. Cuando se habla tanto de podemos estamos dando por hecho que llegarán al poder; de alguna manera estamos consolidando supuestos; y de alguna manera una parte de nuestra psique quiere que pase. Si no habláramos de ellos no llegarán. La psicología humana tiene estas cosas. No se les demos tanta importancia; no tengamos miedo de cierta gente, que no lo merecen, no tienen media ostia.

  • 3. Damonro  |  23 marzo 2015 en 20:08

    Somos esclavos de cierta gente con mucho poder económico, eso hay que atajarlo. Esa es la principal razón de que “ciertas cosas” no funcionen (mejor dicho que cierta gente haga fracasar esas “ciertas cosas”)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


marzo 2015
L M X J V S D
« Feb   Abr »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Sígue a Mi Estrado en Twitter

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 32.119 seguidores

Feeds

Archivos


A %d blogueros les gusta esto: